¿Cómo elegir la caseta idónea para mi jardín?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta son las dimensiones de nuestro jardín, para ver la superficie que puedo cubrir  y no quedarme sin espacio en el jardín, así como su ubicación.

Lo segundo que tenemos que valorar es para qué quiero la caseta: si quiero la caseta como almacén para las cosas del verano (mesas, sillas, cortacesped, bicis, etc.) o como refugio o zona de juegos de los niños.

Lo tercero a valorar es el presupuesto que tenemos o las posibilidades de gasto, que al final es el principal factor y el más determinante.

 

 

Una vez valoradas estas cuestiones llega el momento de buscar la caseta. Lo habitual (como suele pasar con todas las cosas) es mirar en grandes almacenes de bricolaje donde tienen unos precios muy llamativos. Es cierto que el precio que da un gran almacen es inferior al que ofrece una pequeña empresa (lo que tambien es cierto es que esos precios tiene su truco), pero las pequeñas empresas le ofrecen la posibilidad de adaptarse a sus necesidaes, aconsejándole sobre las posibilidades de la caseta y pudiéndosela fabricar a medida.

Normalmente el precio que te dan en un gran almacen es el precio de la caseta (en muchos de los casos sin suelo), a lo que hay que sumarle luego el precio del tratamiento de la madera y el precio del montaje. Es cierto que mucha gente se lo pinta y se lo montan ellos mismos, pero hay que tener el tiempo, la herramienta y la valía para ello, porque normalmente la calidad de la madera de estas casetas es mala y suele haber piezas torcidas que dificultan el montaje.

Desde Valsaín Porche y Jardin queremos que el usuario se dé cuenta de que no se puede comparar el trabajo de una pequeña empresa, como la nuestra, con el de una gran superficie. las casetas que nosotros ofrecemos  son hechas con materiales de primera calidad, en este caso, de pino silvestre, mientras que lo habitual en grandes almacenes es el abeto. Además el grosor mínimo de nuestras casetas es 22 mm., utilizando el sistema de paneles que da mas consistencia y estabilidad. Todas nuestras casetas incluyen suelo, además solemos exigir una base de hormigón o superficie solada para  su instalación. De no ser así siempre habrá problemas al ceder el terreno.

             

 

Nuestras casetas llevan el tratamiento incluido. La madera ha sido tratada antes de su montaje por lo que el tratamiento llega a todos los rincones de la madera y como normalmente las casetas se realizan bajo pedido, aunque hay medidas estandar, lo que hacemos en Valsaín Porche y Jardín es, según se va fabricando la caseta, se va montanto en nuestras instalaciones, por lo que cuando la caseta sale de nuestro taller ya ha estado montada, corrigiendo defectos o fallos que pudieran surgir, evitando así sorpresas a la hora del montaje en casa del cliente.

En cuanto a la cubierta, las casetas de Valsaín Porche y Jardín llevan incluidas la placa asfáltica o tégola americana, pero no en rollo, sino en imitación a pizarra ofreciendo la posibilidad de diferentes colores y un acabado más vistoso, rematando todos los vértices y cumbreras con remates de chapa galvanizada en color negro, evitando que el agua penetre en el interior de la caseta y embelleciendo más el resultado.

Estamos seguros que no se puede comparar la calidad de nuestras casetas con la calidad de la de los grandes almacenes. Tampoco se puede comparar el precio, pero lo que podemos garantizar es que nuestras casetas, con el debido tratamiento anual, son las mejores en cuanto a calidad-precio del mercado y seguramente quedará satisfecho con su compra.