¿Qué debo elegir para mi casa?

La elección de la estructura de madera que voy a instalar en mi jardín va a depender de diferentes factores.

El factor más determinante para la elección va a ser el espacio disponible para la instalación ya que dependiendo del espacio que dispongamos podremos llevar a cabo una estructura u otra. También hay que tener en cuenta lo que nos apetece construir, qué tipo de construcción nos gusta, las posibilidades económicas que tenemos y las recomendaciones que el profesional nos haga ya que él puede valorar mejor el resultado debido a su experiencia...

 

 

Está claro que las estructuras más bonitas y que mas llaman la atención son los cenadores, en cualquiera de sus versiones (ver sección cenadores), ya que son construcciones independientes que nos van a aportar un lugar cubierto separado de la casa para poder aprovecharlo como cobijo del sol y del agua durante el año y sobre todo en verano. Además dependiendo del tamaño del mismo  se puede aprovechar, con los cerramientos adecuados, como una estancia independiente de la casa. Son estructuras que que por su estética visual y por su adecuada proporción (espacio-medidas-sección de madera) llaman la atención.

La misma función la pueden realizar las pérgolas (ver sección 'Pérgolas') pues son estructuras más sencillas que nos permiten, gracias a las lonas correderas que incorporan (si esa es nuestra opción), la posibilidad de disfrutar del sol como a nosotros nos convenga, estirando o recogiendo la lona según nuestras necesidades. Estas estructuras se caracterizan por la ausencia de un techo firme. Este nos va a permitir cobijarnos del sol y no tanto del agua aunque existen lonas impermeables que sí nos cobijan de la misma.

Existe la posibilidad también de realizar estas estructuras adosadas a la fachada de la vivienda, como si fuera un porche, con las mismas características que las pérgolas independientes.

Los porches (ver sección 'Porches') son las estructuras más comunes que se realizan. la principal característica es que van adosadas a la fachada de la casa lo que nos permite tener otra estancia mas en nuestro hogar, que al igual que los cenadoresy con los cerramientos adecuados se puede usar como vivienda principal. Estas estructuras que a simple vista son más lineales, más uniformes, con las medidas y proporciones justas y unos buenos acabados pueden resultar de lo más atractivas y acogedoras, no teniendo que envidiar en nada a los cenadores y siendo su relación precio-m2 inferior a los mismos.

Lo que tenemos que tener claro a la hora de elegir nuestra estructura es lo que queremos y una vez que lo tenemos claro dejarnos aconsejar por el profesional en cuanto a las medidas y secciones de la madera, ya que una mala elección de las mismas puede hacer que la estructura no quede bien.