Generalmente se suele decidir por la opción de porche barato debido a la situación económica actual y sobre todo a que el cliente no tiene conocimientos sobre la estructura del porche y se fia de lo que le dicen.

 

A través de este artículo Valsaín Porche y Jardín Valsaín Porche y Jardín lo que pretende es que el cliente sepa qué es un porche, sus componentes y su modo de construcción para que pueda valorar si le compensa gastarse un poco más y estar seguro o prefiere ahorrar dinero aún sabiendo los riesgos que conllevan determinados tipos de construcciones, además de valorar los diferentes materiales y acabados expuestos en nuestros anteriores articulos Qué madera elegir para mi porche o pérgola de jardín o Nuestro trabajo

 

PARTES DE UN PORCHE

El pilar es la pieza perpendicular al suelo donde van acopladas las zapatas. Para su anclaje se suele utilizar bases de piedra caliza o herrajes metálicos que pueden ser vistos u ocultos.

Sobre las zapatas descansa el durmiente delantero que debe quedar a nivel, independientemente de cómo esté el suelo, y es donde van a ir fijados los pares. Al mismo nivel y unidos al durmiente deben ir los tirantes.

Es en esta pieza, los tirantes, donde se suele intentar abaratar en la fabricación del porche (muchas empresas no la ponen), aunque es la más importante del mismo ya que es la encargada de sujetar toda la estructura a la casa, es la encargada de sujetar las fuerzas que realiza la parte superior (pares, tarima y cubierta) hacia delante, ya que todo el peso de la parte superior empuja sobre el durmiente delantero.

Otra de las partes donde se suele ahorrar es en los pares, no decimos en la cantidad de los mismos sino en su elaboración, pues para que un par este bien construido debe tener una caja que acople en el durmiente delantero; además dicha caja debe tener un freno que nos impida que el par pueda moverse por encima del durmiente. En este sentido la realización de dicha caja y freno en los pares supone un tiempo que muchas empresas se ahorran con lo que el coste de fabricación es más barato, se fian de la tornillería de sujeción del par, que con el paso del tiempo se puede deteriorar y partir con lo que el par quedaría suelto con el consiguiente riesgo, mientras que con la caja y el freno se podría suprimir incluso la tornillería -aunque no es nuestro caso- ya que se quedaría encajado.

 

 

Otra forma de ahorrar en los pares es en las secciones utilizadas que van determinadas por varios factores como longitud del porche y cubierta. Variará mucho la sección del par de ser un porche de 3 metros a 5 metros y de llevar una cubierta ligera (tegola, teja polimera) a una cubierta pesada (tejas de hormigón o cerámicas).

El durmiente trasero es el que va fijado a la fachada de la casa a nivel y donde se va a atornillar la parte trasera de los pares los cuales deberían llevar tambien cajeado para su mejor asiento sobre el durmiente. Existe la posibilidad de sustituir el durmiente de madera por herrajes metálicos de fijación, pero desde Valsaín Porche y Jardín creemos que es mas estético y damos más valor al conjunto con un durmiente de madera.

Por último nos queda la cubierta que suele estar formada por tarima machihembrada de no menos de 22 mm. de grosor y una cubierta que el cliente puede elegir en funcion de la cubierta que tenga en la casa y del precio de los materiales. Normalmente se suele instalar tegola, existente en diversos colores, o bien teja de hormigón o teja cerámica de similares características a las de la vivienda. Existen otras opciones como la pizarra natural o la teja polímera.

 

Desde Valsaín Porche y Jardín queremos que el cliente que se quiera hacer un porche sepa lo que está haciendo y que valore los pros y los contras de gastarse un poco más de dinero teniendo en cuenta que eso implica una mayor seguridad.