Es la eterna pregunta: ¿cómo conservar la madera?

Lo primero que debe saberse es que la madera es materia viva, la madera siempre se va a mover; en las temporadas de calor se contrae y en las temporadas de agua y frío se dilata. Estos movimientos son los que nos van a provocar las fisuras que aparecen en la madera, lo cual no significa que pierda sus propiedades.

Estructuralmente va a seguir igual, el cambio solo es estético.

 

Una vez sabido esto lo ideal para conservar la madera es tratarla dos veces al año con productos específicos antes de que empiece la temporada de calor (Abril-Mayo) y después de acabada la misma (Septiembre-Octubre).

Hay que tener en cuenta también el producto que ya tiene aplicado la madera; si es producto al disolvente, producto al agua o barniz, ya que dependiendo de lo que tenga tendremos que darle el producto con uno de las mismas características.

Generalmente y en los últimos años los productos que se suelen utilizar son productos al agua ya que son menos agresivos con el medio ambiente y son mas fáciles de usar y limpiar.

Nosotros le recomendamos el uso de Iruxil Deck ( ver sección accesorios ) por su fácil aplicación y su gran acabado y durabilidad. Ademas tiene una gama de colores que le ayudará a que la madera coja un tono uniforme, ya que con el paso del tiempo si no se ha tratado correctamente la madera pierde color. Si la madera está bien cuidada lo recomendable es utilizar el producto incoloro para que la madera no coja más tonalidad. En este caso también podemos utilizar aceite de teka que es igual de fácil de aplicar.